Un espacio virtual para compartir palabras con los alumnos del IES San Andrés (León).


domingo, 12 de octubre de 2014

Tu frase de "La edad de la Ira"



A menudo a los lectores nos ocurre que nos encontramos con palabras, frases o fragmentos de un texto literario, da igual que sea una novela o un poema, que parecen haber sido escritos en exclusividad para cada uno de nosotros. Cuando ese milagro sucede - ya que no por habitual es menos milagroso -  surge una comunión casi mágica entre el texto y nosotros. Es como si su autor acertara a verbalizar nuestros pensamientos, como si diera forma concreta a lo que sentimos a veces casi sin saberlo, como si hubiese dado forma con palabras a esa masa informe que nos bulle en la cabeza y en el corazón.
Por eso, todos los libros esconden una o varias frases que nos impactan, que hablan de nosotros. Vuestra tarea, en relación con La edad de la ira, será la de dejar escrita en los Comentarios de esta entrada del blog la frase de la novela que más os haya seducido, impresionado, cuestionado, emocionado...Cada uno escogerá la suya y NO deberá explicar el porqué de su elección. Ese será vuestro secreto. Lo que sí deberéis dejar es vuestro nombre y curso.

¿CUÁL ES TU FRASE FAVORITA DE LA EDAD DE LA IRA?

Para comenzar seré la que os dejé una de mis frases preferidas...

"Porque eso es un instituto, un microcosmos donde la vida tiene su propio ritmo, sus propios habitantes y hasta sus propias leyes".

31 comentarios:

  1. Víctor García García 4ºB14 de octubre de 2014, 21:49

    Resulta divertido observar, a las 8:25 de cada mañana, la cara de fastidio de los adultos que los esquivamos, en un eslalon inútil donde ellos siempre han de ser los vencedores.

    ResponderEliminar
  2. Demasiados casos en los últimos años de menores envueltos en situaciones de extrema violencia. Bullying.

    ResponderEliminar
  3. Sonó el timbre mientras yo seguía intentando explicarles quién era Poseidón y por qué aparecía
    en el poema. Ellos no esperaron a que acabase, se levantaron en cuanto sonó la sirena y ahogaron mi
    voz dejando bien claro —por si no lo había notado ya— que mi primera clase no les había interesado
    lo más mínimo y que lo único que había llamado su atención era el verde pistacho de mi bandolera.

    ResponderEliminar
  4. Fernando Diez Notario 4ºB15 de octubre de 2014, 19:51

    ¿De qué sirve transmitirles un mensaje de igualdad y de libertad si no les damos instrumentos para defenderlo?

    ResponderEliminar
  5. Candela Álvarez Lorenzo 4°A15 de octubre de 2014, 20:25

    "...Dar forma a un hecho que me aterra porque no quiero concebir la crueldad ni la violencia exentas de una causa..."

    ResponderEliminar
  6. Alvaro Santos Garcia 4ºA18 de octubre de 2014, 20:12

    Seguro que si algún alumno está leyendo esto (lo dudo, ni siquiera por pura curiosidad son capaces de superar un texto que exceda la 20 líneas), se habrá sorprendido de que sepa algo de personajes de cómic, pero tengo que confesar que soy una fanática de la Marvel.

    ResponderEliminar
  7. Fernando Torres Valladares 4ºA18 de octubre de 2014, 20:17

    Me canso. Es un rollo tener que golpear las teclas con tanta furia para que se marque la tinta sobre el papel. Y eso que amí, furia hoy no me falta.

    ResponderEliminar
  8. Eva Fernández López 4ºA19 de octubre de 2014, 11:58

    Según los que sí tienen línea directa con Él, a Dios no le molesta mi forma de vestir. Ni mi forma de hablar. A Dios lo que le molesta es mi forma anormal de sentir. (...)
    —Dios, siento no gustarte, de verdad, pero si somos francos, creo que debería confesarte una cosa: a mí tampoco me gustas tú.

    ResponderEliminar
  9. Andrea Perdiguer 4ºA21 de octubre de 2014, 13:26

    Creo en todo eso y el resultado de esa suma no es la certeza, sino en una enorme duda.

    ResponderEliminar
  10. Ángela Blanco Villa 4ºb21 de octubre de 2014, 20:01

    Esta vez se supone que debería construir una corriente de conciencia, algo que no tengo muy claro en qué consiste...

    ResponderEliminar
  11. Lydia Diez Diez 4ºA21 de octubre de 2014, 20:06

    Sé que, a las malas, llevo las de perder, porque ser menor de edad limita mucho, así que me trago la rabia y me aguanto.

    ResponderEliminar
  12. Alejandro Gonzalez 4ºA22 de octubre de 2014, 11:44

    Saben mucho de sus materias y hasta puede que sean una eminencia en lo suyo, pero a la mayoría ésto no les gusta lo más mínimo. Odian la ESO y a los de la ESO.

    ResponderEliminar
  13. Sandra Granados Alonso 4º B22 de octubre de 2014, 13:19

    "...su silencio tiene que ver con su interés por proteger a alguien..."

    ResponderEliminar
  14. Raúl Francisco Campo 4ºB22 de octubre de 2014, 19:35

    Aquí de lo que se trata es de que los chicos acumulen conceptos, no de que aprendan a pensar.

    ResponderEliminar
  15. Adrián Gómez Alvite 4ºB22 de octubre de 2014, 19:38

    O tal vez sí lo hacía y yo no me di cuenta hasta muy tarde, no sé, es que la infancia es una mierda, no te enteras de nada y luego, de repente, te salta todo a la cara, como si con los quince te dieran una entrada gratis para el infierno.

    ResponderEliminar
  16. .....porque trabajamos con material humano altamente inflamable, porque no son primeras ni segundas pruebas como en la editorial, porque ellos están -estamos- vivos...

    ResponderEliminar
  17. Sara Aller Gutiérrez 4ºA22 de octubre de 2014, 20:54

    "Y, mientras me imagino el placer de estallar y devolverle el golpe, pongo final a este maldito texto."

    ResponderEliminar
  18. Carlos Ferreiro San Juan 4°B22 de octubre de 2014, 21:00

    Los cíclopes les quedaban muy lejos. Ellos no veían nada de lo que yo les decía en el poema. No veían esa Ítaca.

    ResponderEliminar
  19. Javier Franganillo Cuervo 4ºB22 de octubre de 2014, 21:34

    "Están tan acostumbrados a lo convencional que les cuesta mucho tomar la palabra, actuar, adoptar una conducta menos pasiva ante métodos que les son extraños."

    ResponderEliminar
  20. Manuela Arcila Guerra 4ºB22 de octubre de 2014, 22:00

    "La búsqueda de uno mismo es un proceso demasiado complejo y personal, un camino que varia en sus formas según quien lo transita".

    ResponderEliminar
  21. Irene Francisco López 4ºB22 de octubre de 2014, 22:06

    "La llave para interpretar a una adolescencia a la que no estoy seguro de entender y con la que, sin embargo, todos tenemos que convivir".

    ResponderEliminar
  22. David Barba Luengo 4ºB22 de octubre de 2014, 22:42

    ''La imposición de disciplina es un tema muy delicado: cualquier comentario fuera de contexto nos puede salir mucho más caro que todos los insultos y las agresiones que ellos nos dedican''

    ResponderEliminar
  23. Si consigues involucrarlos en un proyecto común, hasta se olvidan de las dichosas fronteras mentales con las que nos vienen de casa

    ResponderEliminar
  24. Isaac Sierra Henderson 4A23 de octubre de 2014, 13:21

    luchando por no perder la concentración ante la morbosa mirada de mi interlocutora

    ResponderEliminar
  25. Samuel Remis Jañez23 de octubre de 2014, 14:26

    su necesidad de hallar la verdad

    ResponderEliminar
  26. Raúl del Árbol Alonso 4ºA23 de octubre de 2014, 17:55

    "Es un razonamiento que usan a menudo.La generación de la ESO es la generación del "no se pude""

    ResponderEliminar
  27. Álvaro Morán 4ºB23 de octubre de 2014, 18:28

    "Puede que todo esto no sea más que la consecuencia de una sociedad errática que ya no sabe como canalizar su furia."

    ResponderEliminar
  28. Mi padre con su radar habitual para las broncas, viene hasta mi cuarto y le da la razón. Jorge Blanco Mayo 4ºA

    ResponderEliminar
  29. "...No hay un plan de acción más o menos consensuado, así que los que actuamos de esa manera nos convertimos en los raros".

    ResponderEliminar
  30. "Aquí de lo que se trata es de que los chicos acumulen conceptos, no de que aprendan a pensar. En ese caso, hasta podrían resultar peligrosos. Menos manejables".

    ResponderEliminar
  31. Amanda Patricia Santos 4º A29 de octubre de 2014, 17:06

    - Dios, siento no gustarte, de verdad, pero si somos francos, creo que debería confesarte una cosa: a mí tampoco me gustas tú.

    ResponderEliminar

Si pretendes que las palabras que vivan en esta casa sean ofensivas, hirientes o simplemente soeces no te molestes en escribirlas: no caben en ella. ¡Ah! Y en esta humilde morada nos gusta la gente que escribe - y habla - bien. Cuídemos las palabras:son nuestra casa.