Un espacio virtual para compartir palabras con los alumnos del IES San Andrés (León).


lunes, 7 de octubre de 2013

Sección COTILLEOS: La historia de amor de Larra y Dolores



Como sé que a mis alumnos de 4º B se les despierta la curiosidad cuando se les "cotillea" de la vida privada, andanzas y amoríos de los escritores que estudiamos en clase, hoy les dejo todo un reportaje acerca de la tormentosa relación que mantuvieron Mariano José de Larra y Dolores Armijo: adulterio, cuernos, encuentros, separaciones, venganzas, reconciliaciones, suicidios, naufragios...Todo un "culebrón" romántico. Sin pincháis aquí, podréis acceder a toda la información acerca de la pareja en cuestión y su desventurada peripecia amorosa.

Y si entráis en la fantástica página que la Biblioteca Virtual Cervantes le dedica al famoso Fígaro, os encontraréis con muchas otras cuestiones: toda su obra, imágenes de todo tipo, grabaciones, estudios, etc.


¿Alguno se anima a conocer un poco más y mejor a Larra?


Vuestra tarea para hoy es buscar en la red alguna frase o cita de Mariano José de Larra que os llame la atención, copiarla y dejarla en "comentarios". Después, quiero que la escribáis en vuestro cuaderno para que podamos compartirlas y comentarlas todos juntos en clase ¡Atención! ¡No vale poner la primera que os encontréis! Mi curiosidad me hará preguntaros por qué habéis escogido ésa y no otra...

28 comentarios:

  1. Por grandes y profundos que sean los conocimientos de un hombre, el día menos pensado encuentra en el libro que menos valga a sus ojos, alguna frase que le enseña algo que ignora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. No hay libro, por malo que sea, que no nos enseñe algo.

      Eliminar
  2. "El sentimiento es una flor delicada, manosearla es marchitarla"
    (Mariano José de Larra)

    ResponderEliminar
  3. "Por grandes y profundos que sean los conocimientos de un hombre, el día menos pensado encuentra en el libro que menos valga a sus ojos, alguna frase que le enseña algo que ignora", por que tiene razón, siempre vas a encontrar una enseñanza que no conocías, incluso en el lugar menos esperado

    ResponderEliminar
  4. Hay algunos hombres que no dicen lo que piensan y otros que piensan demasiado lo que dicen.

    ResponderEliminar
  5. "La inteligencia ha sido en todos los tiempos la reina del mundo y ha vencido las preocupaciones"

    ResponderEliminar
  6. "Es más fácil negar las cosas que enterarse de ellas" Mariano José de Larra

    ResponderEliminar
  7. El corazón del hombre necesita creer algo, y cree mentiras cuando no encuentra verdades que creer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos necesitamos creer en algo o en alguien. Es algo innato al ser humano. ¿O no?

      Eliminar
  8. Ley implacable de la naturaleza: o devorar, o ser devorado. Pueblos e individuos, o víctimas o verdugos.

    ResponderEliminar
  9. Por grandes y profundos que sean los conocimientos de un hombre,el dia menos pensado encuentra en el libro que menos valga a sus ojos,alguna frase que le enseña algo que ignora

    ResponderEliminar
  10. Patricia Fuente García8 de octubre de 2013, 22:02

    La modestia no es otra cosa que el orgullo vestido de máscara.

    ResponderEliminar
  11. "Las teorías, las doctrinas, los sistemas se explican; los sentimientos se sienten."
    "Generalmente, se puede asegurar que no hay nada más terrible en la sociedad que el trato de las personas que se sienten con alguna superioridad sobre sus semejantes."

    ResponderEliminar
  12. «Bienaventurados los que no hablan porque ellos se entienden».

    ResponderEliminar
  13. Generalmente, se puede asegurar que no hay nada más terrible en la sociedad que el trato de las personas que se sienten con alguna superioridad sobre sus semejantes

    ResponderEliminar
  14. Sebastián Diez Rojo8 de octubre de 2013, 23:43

    Las teorías, las doctrinas, los sistemas se explican; los sentimientos se sienten.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada más inexplicable que los sentimientos...

      Eliminar

Si pretendes que las palabras que vivan en esta casa sean ofensivas, hirientes o simplemente soeces no te molestes en escribirlas: no caben en ella. ¡Ah! Y en esta humilde morada nos gusta la gente que escribe - y habla - bien. Cuídemos las palabras:son nuestra casa.