Un espacio virtual para compartir palabras con los alumnos del IES San Andrés (León).


jueves, 23 de febrero de 2017

Libroforum: "La edad de la ira"


Acabamos de leer una novela que habla de aulas, jóvenes, adultos, secretos, cómics, violencia, amor, amigos, abusos, violencia, sexo, alcohol, acoso, internet, literatura, homofobia, conflictos, lealtades, descubrimientos, mentiras, cine, compañerismo, vida, muerte, docencia, frustraciones, familia... Habla de todo eso y de mucho más porque si algo tiene esta narración es que única para cada lector: nos dice cosas diferentes a cada uno de los que nos sumergimos en sus páginas. Se trata de una novela que no da respuestas pero suscita docenas de preguntas.
Por eso, porque hay muchas novelas diferentes dentro de ella, vamos a compartir nuestra valoración personal de este relato de Fernando J. López. 

Vuestra tarea consiste en dejar en los comentarios de esta entrada del blog un texto donde expongáis vuestra visión de La edad de la ira. No se trata de comentar si os ha gustado o no, si la consideráis una buena o mala obra o si, a vuestro juicio, está bien o mal construida. No. Lo que quiero que comentéis es la impresión que ha dejado la novela en cada uno de vosotros, lo que esa novela os ha hecho pensar acerca de sus personajes, las situaciones que narra, los conflictos a los que alude, la vida familiar, el día a día en un instituto, las relaciones con los amigos, la adolescencia...
Procurad argumentar, justificar o explicar aquello que expongáis e intentad escribid unas cuantas líneas. Me interesa saber qué pensáis de este relato.

60 comentarios:

  1. La impresión que me dio la verdad fue de un mundo muy cruel con todos aquellos que son diferentes al resto (ya sea en sexualidad, creencias religiosas o ideología) Marcos se ve presionado por su propia familia por ser diferente, sobre todo desde la muerte de su madre. Aunque no todo es malo, los amigos y la mayoría del profesorado tratan de ayudar a Marcos con lo cual demuestran un verdadero sentimiento de amistad y empatía.

    PD: Empatía esta bien escrito pero me lo pone mal asi porque sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Atreverse a ser diferente exige mucha valentía...Gracias por participar, David.

      Eliminar
  2. Me ha llamado mucho la atención que el autor haya descrito tan bien el ambiente que suele haber en un instituto(algunos personajes del libro me recuerdan muchísimo a personas que conozco en la realidad), la forma de pensar de los chicos y chicas de nuestra edad... No pensaba que una persona adulta pudiera conocer tan bien la mente de un adolescente, en la mayoría de los casos las personas adultas no entienden nuestra manera de ser y de actuar.
    También me ha llamado la atención que tratase como trata temas como la homofobia, el bullying... Me ha hecho darme cuenta de que la gente piensa que vivimos en una sociedad moderna y tolerante con la forma de ser, la procedencia, la religión y los gustos de los demás, pero que en realidad no lo es tanto. Sigue habiendo muchísima gente racista y homofóbica, más de la que queremos creer.
    Yo ya sabía (como todos mis compañeros, supongo) que los profesores tienen su vida fuera del instituto, igual que los alumnos, y que pueden tener un día bueno, regular o malo. Pero realmente no me daba cuenta de que esto puede afectarles igual que a nosotros, y provocar que en los días buenos tengan más paciencia y ganas de dar clases y que en los días regulares y malos no tengan ganas de aguantarnos. Eso lo comprendí cuando leí las redacciones que los profesores le dan al periodista, y cuando hablan de sí mismos con él.
    La verdad es que el libro me ha hecho reflexionar bastante sobre mi comportamiento hacia los demás, tanto hacia mis profesores como hacia mis compañeros, amigos y familiares (porque aunque no me sienta identificada al cien por cien con un personaje, hay aspectos de varios de ellos que me recuerdan a mi forma de pensar y actuar).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir con nosotros tu visión de la novela: muy, muy interesante, Laura.

      Eliminar
  3. Kevin Silvares Carbonell25 de noviembre de 2015, 18:12

    Lo primero de todo: Me ha sorprendido mucho (como ya se ha mencionado en otro comentario) como el autor se ha metido en la vida de muchas personas y más como ha encajado la manera de pensar sobre los adolescentes. Lo segundo: El trato de temas ha sido bastante bueno, no se si es la manera de pensar del autor y la mía que son parecidas o yo que se, pero el caso es que me ha gustado mucho como ha tratado temas como la homosexualidad, el racismo, el bullying, etc. Y otra cosa que me ha llamado la atención es que cada personaje es totalmente diferente al resto; no se parecen apenas para ser escritos por una persona. Este es así y el otro de esta manera. Cada mentalidad de cada personaje me sorprendió ya que después de leer algún que otro libro casi todos tienes la mayor parte de cosas en común.
    El libro me hizo pensar mucho, pero no por la trata de temas ni mentalidad de personajes. No, eso no. Me hizo ponerme en la piel de Santi, el periodista/investigador. Cuando lo vas leyendo vas creando tus propias suposiciones, tus teorías y cuando crees que vas a llegar al final y a descubrir lo que pasó en realidad, ves que es un final abierto y que solo tu teoría cuenta.
    Por último, he de decir que los informes de Álvaro, el profesor de lengua, al principio me hicieron reír, ya que no aportaban nada a la investigación (como ninguno al principio), pero es que estás eran totalmente personales y contaban su vida, cosa que creo que a un periodista/investigador no le interesa nada para su relato o su caso.
    El libro quizá te entretenga, te haga pasar el rato, te divierta, pero sobretodo te hará reflexionar tanto por la historia como las vidas de los personajes y te hará tener un poco más de respeto hacía tus profesores, ellos también son personas, por lo tanto, también tienen pensamientos, sentimientos y problemas.

    ResponderEliminar
  4. yo estoy acostumbrada a leer libros donde puedo escapar de la realidad, crear e imaginar un mundo totalmente diferente a la vida que estamos viviendo porque, en muchos momentos, sentimos la necesidad de escapar de lo real e irnos a nuestra propia realidad. La lectura que acabamos de leer habla de lo contrario, de la vida.
    Esta lectura me ha impactado ya que no estoy acostumbrada a lo "real". Desde mi punto de vista, el libro te hace abrir los ojos ante el mundo en que vivimos; ninguna persona es igual a otra, cada una tenemos unos gustos, pensamientos, ideas...propias y únicas. Me he dado cuenta de que solo nosotros mismos
    nos conocemos realmente y solo nosotros mismos podemos ser capaces de entender nuestro interior; en nuestra sociedad se critica, acosa, margina...a las personas por el simple hecho ser diferentes, por el simple hecho de ser humanos. Quien no consiga entenderlo y quien no sea capaz de entender la realidad de la otra persona, será la que critique; porque la sensación de no poder explicarse por qué ocurre esto o lo otro, por qué se hace esto o aquello...esa sensación de incomprensión la manifestamos por medio del enfado o la ira y, a demás, contra otras personas.

    El relato, como ya dije anteriormente, me ha hecho abrir los ojos. Me ha hecho reflexionar profundamente sobre la vida y como funciona la sociedad en la que vivimos pero, sobre todo, ha conseguido que esa reflexión haya sido darte cuenta de que las personas estamos solas y nadie, nunca, va a ser capaz de comprenderte o ver lo mismo que tu estas viendo o viviendo; y darte cuenta de ello puede ayudarte a ser fuerte, a valorarte, ya que solo tu mismo sabes en verdad quien eres, como también puede, a quien en verdad no lo entienda, hacer que te caves un hoyo donde te estas hundiendo. Nada es lo vemos, la realidad es dura, la vida misma es dura,pero por eso precisamente tenemos que luchar en la batalla que, aunque continua, también es nuestra batalla interior, donde la victoria es conocerse a uno mismo. En la adolescencia estamos en una etapa de cambios, donde ni siquiera nosotros mismos nos comprendemos y estamos continuamente creando realidades diferentes con tal de escapar de la batalla, de la vida, y esto no tiene escapatoria, en esta edad se está formando nuestra personalidad. Todos los adolescentes nos juntamos en los institutos, estamos rodeados de personas que no saben quienes son y eso les llena de rabia, la cuál la descargan contra otros compañeros y profesores, y hay que darse cuenta que fuera de este lugar tenemos una vida diferente, tanto nosotros, como los profesores.

    ResponderEliminar
  5. A mi el libro de "La edad de la ira" me ha dado mucho que pensar porque los temas que trata el libro son temas que aunque siempre nos están advirtiendo e inculcando para que no cometamos esas faltas de respeto pasan día a día en nuestra sociedad por desgracia.
    Lo segundo que me ha sorprendido es la forma de describir del autor tanto el instituto como los personajes, como se ha metido en la vida de cada uno de ellos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es que Fernando es profe, Leyre! Sabe de lo que habla...

      Eliminar
  6. Marina García Álvarez26 de noviembre de 2015, 17:00

    Me ha sorprendido lo identificada que me siento con algunos personajes, por ejemplo con Marcos, porque su padre, le castiga muchas veces sin dejar que se explique, por ejemplo, cuando Marcos le raya el coche a Eduardo el profesor de inglés porque éste es un pederasta y está acosando a Sandra, el padre de Marcos le castiga injustamente sin dejar que se explique y ni si quiera se interesó por saber por qué lo había hecho y eso a mi también me pasa mucho con mis padres porque no es que me castiguen pero cuando se enfadan, muchas veces no me dejan explicarme y es algo que hizo que al leer el libro me sintiera identificada con este personaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La literatura, cuando nos sirve de espejo, ayuda a conocernos mejor.

      Eliminar
  7. Alicia Fernández Alonso26 de noviembre de 2015, 19:01

    Me ha gustado la forma en la que el autor ha narrado el libro porque lo expresa tal cual lo vive; dando clase en un instituto y como las personas cercanas a gente en la que se da estos casos (acoso, bullying, homofobia…) lo vivimos.
    El libro me ha marcado y me ha hecho reflexionar y por tanto he recordado lo que le paso a una de mis mejores amigas. Mi amiga sufrió acoso escolar por parte de otras 3-4 alumnas ella nunca le llego a contar nada a su familia y el profesor no ``la creía´´ porque como las acosadoras eran mayoría… de eso se basan, hasta que un día yo ya cansada de ver como sufría y todo el mundo lo veía pero nada quería dar la cara, yo la di, no les tengo miedo, porque los acosadores en realidad son los más cobardes. Un jueves nada más subir del recreo las acosadoras fueron al profesor y delante de toda la clase dijeron que mi amiga Eva las había pegado y tenían pruebas, el profesor de inmediato fue a reñir a Eva pero yo puse fin, me levante de la silla y dije eso es mentira yo las vi pegarse entre ellas y ahora acusan a Eva todo la clase que sabían la verdad, porque lo habían visto me apoyaron y desde entonces el problema está solucionado, a pesar de que Eva contaba con mi apoyo sufrió bastante, Eva se cambió de colegio y ahora es más feliz que nunca y 3 de las acosadoras reconocieron lo que habían hecho y han cambiado y actualmente son amigas mías.
    Por todo esto y mucho más es un libro que yo recomiendo para los adolescentes porque el libro es una suerte de probeta donde se reproduce la realidad entera, y esto no se queda en los colegios e institutos, también ocurre en el fútbol, con la gente de otro color… es un libro que te hace abrir los ojos y ponerte en el lugar de los acosados, entonces en ese momento el acosador se da cuenta (en la mayoría de los casos) y rectifica.

    ResponderEliminar
  8. A mi este libro me ha ayudado mucho a cambiar la forma de ver de muchas personas y entenderlas mejor,porque las he relacionado con gente que conozco, la situación de Marcos me ha hecho ver que hay que ser uno mismo y que nadie nos puede cambiar, que su situación en casa es mala pero el sabe afrontarlo . Las personas cambiamos pero cambiamos porque queremos no porque alguien nos quiera cambiar, el libro hace reflexionar sobre el acoso escolar que es un tema un tanto grave , que sucede bastante en los colegios actuales , también aparece el tema de los homosexualidad ,como es el caso de Marcos , este tema es más serio de lo que se piensa , ami no me parece normal lo del padre y el hermano mayor que supuestamente no le aceptan , ami no me parece bien cada uno tiene la libertad de decidir su forma de pensar , porque aunque le gusten los chicos es una persona más como nosotros y le deberíamos de tratar igual que a todo el mundo ,no como algunos hacen , me ha sorprendido mucho lo que hacía la madre , no me parece correcto la forma de afrontar la situación en casa yo creo que hay otros medios . Yo me he identificado mucho con el periodista porque me gusta investigar y saber sobre estos temas e intentar ayudar a la gente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando uno termina un buen libro, nunca sale de él igual a como ha entrado.

      Eliminar
  9. Es un libro que te hace pensar en algunos temas que alguna vez en la vida (ya sea en primera o tercera persona ) se han tenido que vivir de una manera o de otra y que aunque se quiera evitar no dejaremos de verlos muy a menudo.
    Para mi el libro no ha sido para nada aburrido , mas bien lo contrario , la manera de meterse de manera muy certera en esos temas como son el bulling o la homosexualidad me han sorprendido por el punto de vista que el autor les da.
    Un libro de 10

    ResponderEliminar
  10. Lo único que me trasmitió este libro fue una aglomeración de dudas y sentimientos. Me hizo darme cuenta y ser consciente de todas las injusticias que se cometen día a día en el mundo, que, aunque sepamos que existen, no nos involucramos en ellas. Bien, pues con este libro yo pude experimentar muchas emociones como la desesperación o la rabia de algunos personajes. Todo lo que leía era frustrantemente adictivo.
    Veo necesario hacer alusión a como el autor, con habilidad increíble, crea una certera personalidad totalmente definida a cada personaje que lo hace diferente del resto. Por lo tanto, para los lectores como yo, que nos sumergimos en la trama y vivimos la historia como si realmente estuviéramos en ella e interpretamos un papel más, esto hace que se te revuelvan tus propias ideas y experimentes los conflictos de la gente que habita en este libro.
    Otra cosa que despertó muchísimo mi curiosidad fue como el autor es capaz de desglosar, definir y entender un instituto mejor que yo, y eso que me paso un buen rato en él. Define perfectamente la vida dentro de un centro escolar, es caótica y complicada, un mundo aparte. Ha conseguido reflejar las verdaderas normas que rigen un instituto superpuestas a las que marca el Ministerio de Educación o el mismo centro escolar. Es cierto que el autor es profesor y vive cada día lo mismo que nosotros, pero desde otro punto de vista; nunca llegué a pensar que un adulto pudiese colocarse en la piel de sus alumnos tan precisamente, esto es lo que me asombra. Me he dado cuenta de como puede afectar tu paso por el instituto a tu forma de ser, de comportarte y ver las cosas. Esta realidad me ha hecho sentir expuesto y menos protegido de lo que creía que estaba.
    Toda la trama está perfectamente hilada para que tú vayas leyendo vorazmente y pienses por tu cuenta lo que pasará a continuación. Te despista para que deduzcas una suposición que aparentemente crees acertada, y luego te sorprende con todo lo contrario. Me hizo comerme mucho la cabeza. Sentí ansiedad con cada página, ansiedad de conocimiento.
    Me hizo sentir aislado del resto, dentro de otro plano, que es como te hace sentir toda buena lectura. Me hizo sentir satisfecho con algunas decisiones que tomo en mi vida, y decepcionado por otras. En resumen, me hizo reflexionar sobre lo que hago en la realidad sin estar en ella, algo alucinante.
    Más de una vez tuve que posponer un poco la lectura para poder asimilar lo que ocurría en ella porque era muy difícil procesar todos los sentimientos internos que debías estar sintiendo los personajes. A veces, de tanto pensar como les afectaría, acababa sintiéndolo yo mismo.
    Las conclusiones que saqué de este libro fueron demasiadas para escribirlas aquí, pero me hizo pensar sobre el comportamiento que tenemos todos y de cómo puedes llegar a condicionar a los demás. He tenido muchísimos quebraderos de cabeza, y aun me cuesta expresarlo todo con claridad mientras escribo esto. Al leer esta obra, he sentido lo complicado que es el mundo, de cómo tenemos que convivir unos con otros y he confirmado que es imposible establecer un código moral-ético que debamos seguir todos. Cada persona es diferente y no todos tenemos los mismos conceptos sobre lo que está bien o lo que está mal, ni reaccionamos de la misma forma a todos los problemas que nos plantea nuestra existencia.
    Personalmente, no me he sentido identificado con un solo personaje específico, he tenido conexión con todos ellos porque creo que todos los adolescentes tenemos una mezcla de cada una de las personalidades y problemas que se reflejan con los personajes de la historia. Aunque tal vez me sienta más unido a Marcos. Lo que sí me ha pasado es que asocio los personajes con otras personas que conozco en la realidad, en vez de hacerlo conmigo.
    El fin de este ejercicio era expresar lo que el libro nos había hecho sentir, y mi respuesta es que me ha hecho sentir tantas cosas entrelazadas que se ha formado un amasijo de emociones irresolvible.

    No me deja escribir más de 4.096 caracteres. ¿Te puedo enviar el original por correo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan esto no en simple comentario, es una maravillosa reseñas. Enhorabuena, has hecho un trabajo extraordinario.

      Eliminar
  11. Susana González Fracisco26 de noviembre de 2015, 21:50

    Este libro muestra la cruda realidad de la vida, por una parte la sociedad por desgracia es muy racista, por otra algunos alumnos son conflictivos por el motivo de ser el centro de atención o muchos otros motivos.
    Muestra una parte de la realidad porque por suerte no todos somos iguales, cada persona tiene una mentalidad y una personalidad distinta y por tanto debemos respetar a las personas porque a cada una le gusta algo que a nosotros nos puede gustar más o menos pero no debemos despreciar a las personas por sus gustos, etc. Y no todos los alumnos nos comportamos mal, es como que nos ponen a todos en una misma bolsa o nos clasifican y no es así, pero a los que no nos comportamos de esa manera, de una u otra forma nos molesta ya que no le encuentro el sentido a ser desagradable con la gente. A mí me educaron muy bien y por eso no entiendo que las personas se comporten así y ya no solo los alumnos, sino los profesores. Porque mi sensación es que siempre se pone a los alumnos como malos y en cambio en muchos casos no lo es, sino al contrario, es el profesor el que intenta fastidiar al alumno.
    Y digo esto por propia experiencia, ya que por ciertos problemas personales..., los profesores ya sea por ellos o por una orden de un superior intentan arruinar la vida a esa persona, en este caso sin éxito ya que después de tantos problemas uno se hace más fuerte y no le afecta nada. Y me parece bien que en el libro se haya comentado algo sobre los comportamientos de algunos de los profesores, el cuál es real pero aún así no es toda la realidad sino que es una pequeña parte la que se expone en el libro.
    Como he dicho, muchos alumnos se comportan muy mal ya sea con compañeros o profesores, pero también muchos profesores intentan arruinar la vida de los alumnos.
    Nadie es superior a nadie, eso se debería aplicar tanto por una parte como por otra, para evitar problemas que las personas no quieren.
    Todos deberíamos respetar al resto como queremos que nos respeten a nosotros.
    Otra de las reflexiones es que nosotros mismos somos los que realmente nos conocemos en todos los aspectos de nuestra vida, y que nunca estás solo y siempre va a haber alguien a tu lado sea un conocido o no conocido, pero siempre hay que tratar de hacer justicia y estar al lado de las personas.
    Necesitamos a las personas que queremos a nuestro alrededor por si en algún momento nos caemos, alguien nos ayude a levantarnos y nos recuerde quién somos y como somos para seguir luchando sin parar, por un mundo mejor en el que nadie sea superior que nadie y evitar tantos problemas.
    Mi conclusión: que hay muy poca humanidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una visión la tuya muy pesimista, Susana. Aprovecha esa forma de ver las cosas para animarte a luchar por la justicia.

      Eliminar
    2. Susana González Fracisco30 de diciembre de 2015, 14:58

      Siento no haber contestado antes.
      Lo primero que te quería decir es que no soy para nada pesimista al contrario, soy muy optimista. Yo antes de juzgar o hablar de algo como lo que comente anteriormente, me baso en mi propia experiencia porque si no, no hubiese dicho eso.
      Yo di mi punto de vista, lo que escribí es lo que me ha pasado y es lo que me han demostrado profesores/as, directoras, etc. Entonces no puedo opinar de otra manera, si lo que he vivido es esa realidad que conté.
      Cada uno tiene sus opiniones y sus experiencias, esta es la mía, por ello esta es mi opinión.
      Y lo segundo es que siempre lucho por la justicia, desde pequeña porque algo que no soporto es la injusticia y la maldad de las personas, y de eso hay mucho.
      Por eso yo nunca me rindo, ni dejo que me hundan, después de tanto no me afecta nada y nunca me afectó, quizás porque soy madura, fuerte o a saber..., la vida te pone obstáculos que hay que esquivar; por lo tanto yo lucho, peleo y me desvivo por lo que quiero. Y así va a ser siempre.
      Un saludo.

      Eliminar
    3. No he dicho que TÚ fueras pesimista sino la visión de las cosas que planteabas. Es diferente.
      Y enhorabuena por tu actitud combativa, pero una vez que tienes eso en tu haber, quizás sería bueno probar a darle la vuelta a las cosas y tratar de ver la parte buena de las personas y de las
      situaciones.
      Gracias por tomarte la molestia de contestar y precisar, Susana.

      Eliminar
    4. Susana González Fracisco31 de enero de 2016, 22:57

      El problema es que la situación que planteo es mala, por tanto, mi comentario es así. Cuando las situaciones y las personas son malas no se puede ni ver ni expresar de otra forma.
      Yo lo cuento así porque esa es la verdad, porque estoy contando mi realidad.
      Pero siempre le doy la vuelta a las cosas, nunca me quedo con lo malo, al contrario, me quedo con lo positivo, con lo bueno, con lo que aprendo y con la madurez que he adquirido a los largo de estos últimos años aunque suene un poco raro porque un chica de 16 años diciendo esto es algo que no se oye todos los días, me quedo con todo esto y mucho más porque si no, que sería de mi…
      Lo que no entiendo es cómo las personas pueden vivir con su conciencia tranquila después del mal que está intentando hacer.
      Por ello, vuelvo a decir que voy a pelear para que a nadie le pase lo que a mí y poder luchar contra las injusticias de la vida.
      Un saludo, Puri.

      Eliminar
  12. Patricia Viñuela 4ºC26 de noviembre de 2015, 22:37

    Leyendo este libro no pude evitar sentir diferentes emociones como alegría, intriga, tristeza... como cualquier libro debería hacerte sentir. Pero en este, me impactó que lo que más me hiciese sentir fuese ira, rabia, enfado, rechazo hacia la sociedad en la que viven los personajes de este libro y un profundo odio hacia las injusticias que estos soportan.
    Por desgracia, fue leyendo este mismo libro cuando me di cuenta que nuestra sociedad es tan mala (o peor) que la descrita en la novela. Siempre escuchamos hablar por las noticias sobre maltrato, desigualdad, violencia, asesinatos... hemos oído tantas veces historias tan similares, que por crueles que sean, no nos impactan, nos parecen tan ajenas de nuestra vida cotidiana como un libro de ficción o una película de extraterrestres. Solo viviendo una tragedia del estilo te das cuenta de la situación en la que vivimos y las desigualdades sociales que sufren a diario miles de personas. En esta historia te meten de lleno en una de esas situaciones injustas y despreciables pero a la vez tan repetidas en nuestro día a día que me enfurezco solo de pensar que es real, que esta a nuestro alrededor y que en cualquier momento te puede pasar algo tan brutal. Pero es aún pero que lo único que hagan al respecto sea darte un pequeño espacio en las noticias locales (con suerte las nacionales) para hablar un poco sobre el crimen en cuestión y que a continuación den paso a las noticias deportivas, como si la cantidad de goles que se han marcado en un partido pudiese arreglar este maldito mundo y todas sus injusticias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario perfectamente expuesto y unas ideas muy bien hilvanadas. Muy buen trabajo, Patricia.

      Eliminar
  13. victor diaz martinez26 de noviembre de 2015, 23:55

    Este libro me a ayudado a reflexionar mucho sobre mis formas de pensar y actuar debido a que muchos rasgos de marcos, el protagonista , se parecen mucho a mis formas de pensar y actuar. El libro trata temas muy importantes como el bulling o la homosexualidad que en la sociedad son temas bastante ignorados por la gente y la verdad que son temas muy serio e importantes. En la sociedad actual hay muchisima gente que rechaza a los homosexuales porque "no son gente como los demas" y eso no es justo para ellos ya que no tienen en que apollarse para superar esos problemas. En el caso del bulling yo creo que se produce porque el acosador a sido o esta siendo maltratado y para aliviar ese mal estar emocional se desahoga con gente inocente que no tiene la culpa de nada. Sinceramente e reflexionado profundamente sobre estos temas y creo que deberia cambiar esta forma de tratar a la gente , y poner cada uno un poco de su parte para que todo cambie a mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo...pero, por favor, cuida tu ortografía!

      Eliminar
  14. Miguel Manero Fidalgo 4°C27 de noviembre de 2015, 1:11

    Este libro, me sorprendió, pero para bien. La verdad es que pensaba que iva a ser el típico libro que se hace pesado y no lo aguantas, pero no, por que trata hechos de mi día a día como alumno, y quieras que no, en este libro siempre ves cosas que pasan en tu instituto en la vida real y por esa parte me impresionó muchísimo y me gusto.
    El tema de la homosexualidad y sobre todo de la incomprensión de la adolescencia esta muy presente en este libro, pero esta escrito de forma que es como que te metieras en su piel, entiendes perfectamente como se siente el personaje y sus sentimientos. Este libro me gustó en su totalidad, y en algunos aspectos me sentí muy identificado con el protagonista, cosa que es muy difícil en mi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Identificarse con un personaje literario es una experiencia muy enriquecedora. Me alegro de que la hayas disfrutado
      Esa ortografía!

      Eliminar
  15. Elisa Alonso Vidal 4-C27 de noviembre de 2015, 7:25

    Este libro, me a llamado muchísimo la atención porque es un libro que te hace ver la realidad de la vida, de cada una de las opiniones que tiene la gente, que trate el tema del bulling me ha llamado muchísimo la atención porque es una cosa que pasa en nuestro día a día y nos hace darnos cuenta que lo están pasando muy mal.
    Este libro te hace ver que hay cosas buenas pero detrás están las malas, que podemos dar un poquito de nuestra parte para que eso no ocurra y así ayudar y no perjudicar.

    ResponderEliminar
  16. María Álvarez Margaix27 de noviembre de 2015, 16:29

    Solemos leer para evadirnos de la realidad, olvidarnos de todos los problemas que tenemos y del mundo a nuestro alrededor, para sumergirnos en un mundo completamente distinto donde todos tienen una vida y un final feliz. En este libro, se nos sitúa en la vida real, donde todos tienen problemas y no saben como afrontarlos. Nos hace darnos cuenta de todo lo que pasa día a día en el mundo en el que vivimos, de lo que puede llegar a sufrir una persona. Porque claro, sabemos que hay problemas, pero normalmente no nos introducimos de lleno. Aquí nos ponemos en la piel de un personaje y entendemos lo que sufren ellos. Es el primer libro que leo así, en el que no nos pintan una vida de color rosa, en el que nos enseñan todos los problemas que hay, y sinceramente me ha sorprendido mucho como ha podido llegar a afectarme, hasta el punto de ver las cosas de una manera completamente diferente respecto a como las veía antes de empezar a leer, cosa que nunca hubiera podido imaginarme que me iba a hacer un libro. He leído muchos libros que me han marcado de una manera o de otra, pero esto ha sido de manera distinta.

    También me ha sorprendido mucho como un adulto, que además ha trabajado como profesor, ha sido capaz de introducirse entre las cuatro paredes de un instituto y describirlo a la perfección, mejor de lo que lo podríamos hacer cualquiera de los que actualmente estudiamos ahí, que nos pasamos seis horas sentados en una silla. Ha logrado reflejar perfectamente cómo somos y como pensamos los adolescentes. Estamos acostumbrados a pensar que ningún adulto nos entiende, ya que cuando ellos tenían nuestra edad, las cosas eran totalmente diferentes, pero como podemos ver aquí, no es así, hay adultos que nos entienden incluso mejor que nosotros mismos.

    Otra cosa con la que me he sentido identificada y que ni siquiera yo sabía que sentía algo así es el tema de los castigos injustos. Me atrevería a decir que todo lo que pasa en el libro, lo hace por alguna razón, aunque probablemente esté equivocada ya que solo me acuerdo de los problemas principales. Aún así seguiré con la idea de que todo pasa por algo. Y aunque así sea, todos reciben algún tipo de castigo pese a no se lo merezcan. Marcos, cuando raya el coche del profesor, lo hace para intentar conseguir que deje de acosar a Sandra. Recibe un castigo inmediato, como si sólo lo hubiera hecho por la edad, porque tenía ganas de destrozar algo, nadie valora el verdadero por qué de la acción. Las injusticias se tratan en múltiples ocasiones a lo largo de todo el libro.

    Sin duda debo dar las gracias por poner este libro en el programa de lecturas obligatorias, porque es un libro que por mi cuenta no hubiera leído, y aunque al principio no tuviera muchas ganas ya que las cosas a las que nos obligan no suelen gustarnos, al final del libro me dí cuenta de que es un libro que, desde mi punto de vista, todo el mundo debería leer dos veces en la vida. Cuando nos encontramos más o menos en la edad de Marcos, para entender el libro desde esa franja de vida, y cuando somos ya más adultos, para comprobar que la vida es difícil en todas las edades.

    Para ser honestos no se me da muy bien escribir cosas así y no sé si lo que he escrito tendrá el más mínimo sentido pero es lo que yo he sentido leyendo el libro, he intentado no divagar mucho aunque no sé si lo habré conseguido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has hecho perfectamente, María. Un trabajo estupendo. Y,además, tu punto de vista es muy original...Me ha gustado mucho tu aportación.

      Eliminar
  17. Raquel Fernández Martínez27 de noviembre de 2015, 17:41

    A mí esta obra me ha llamado mucho la atención, por el hecho de que al terminar de leerla puedes llegar a quedar mucho más confuso que cuando la empiezas. Lo que ha llegado a darme este libro ha sido el sentimiento de odio hacia la sociedad actual, ya que por desgracia los temas tratados son el pan de cada día. El racismo, la homofobia, la estupidez de algunas personas, la ignorancia de otras, y muchas más cosas, han hecho que me dé cuenta de que vivimos ahora mismo como si siguiéramos en la Edad Media (o incluso peor). Sin embargo, también ha habido momentos en los que me ha hecho recuperar algo de esperanza en la humanidad, como el compañerismo de Marcos o el sentido de la justicia de Santiago.
    Aparte de eso, algo que también me ha llamado la atención ha sido que varias partes de la historia fueron contadas por distintos profesores. A veces, podemos llegar a pensar que los profesores son seres sin alma que viven por y para mandarnos deberes y regañarnos, algo totalmente erróneo. El libro también me ha enseñado que cada profesor tiene su forma de ser, su personalidad, sus problemas... en resumen, que todos los profesores son humanos y tienen una vida y su mundo personal.

    Mi conclusión: Los profesores son humanos (me refiero a que tienen una vida aparte de la del instituto, no quiero que nadie me malinterprete) y que este mundo es verdaderamente cruel, pero siempre va a haber personas que intenten hacer de este mundo un poco más justo y benévolo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja...los profesores seres humanos? Qué va! Somos malvados hologramas...

      Eliminar
  18. Laura Álvarez Pérez27 de noviembre de 2015, 22:40

    La verdad es que el libro me sorprendio mucho. Me llamo la atención como el autor, una persona adulta puede conocer tan bien la mente adolescente y representar un escenario como el instituto en el que se mezclan muchas historias diferentes. También hace pensar en los profesores de una forma diferente ya que a veces se nos olvida que fuera del instituto también tienen una vida privada como nosotros.
    A la vez me ha deprimido un poco (no en el mal sentido) ya que se ven reflejados aspectos como el racismo,homofobía, bullying, etc. que son demasiado normales en la sociedad de hoy en día y son en esas cosas en las que te das cuenta de que no estamos tna avanzados en mentalidad como pensamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que haya sido una sorpresa positiva, Laura.

      Eliminar
  19. Monica Fernández Martinez28 de noviembre de 2015, 11:13

    A mi el libro me sorprendió mucho, me dejo con muchas dudas y mas confusa que cuando empecé a leerlo, también me sorprendió como el autor relata los hechos. Yo que siempre que leo un libro me hace evadirme de la realidad y imaginar un mundo mejor, este me ha metido de lleno en la realidad y lo que pasa casi siempre en el mundo como el racismo, la homofobia, etc... Y te hace pensar que muchas veces somos muy cerrados de mente y que no aceptamos a la gente tal y como es no estamos tan avanzados en estos temas como pensabamos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena conclusión, Mónica. Y la confusión no tiene por qué ser negativa...Seguro que consigues poner un poco de luz.

      Eliminar
  20. Diego Pisabarros Ramos28 de noviembre de 2015, 14:56

    En esta novela se narra el día a día de alumnos y profesores de un instituto. Yo no me identifico con esta visión, mi día a día es muy distinto.
    Por ello, alguna de estas situaciones me ha impactado, como puede ser la vida de Marcos en su entorno familiar o el acoso en internet, que a pesar de ser bien conocido, leyendo la novela se hace más real y verdaderamente me ha impresionado.
    Asimismo, al ser un final abierto, el lector puede imaginar lo que ocurrió o lo que cada uno hubiese preferido que ocurriera.
    Es una novela que me ha hecho pensar en las relaciones que los adolescentes podemos vivir, en las dificultades que puedan presentarse y en las formas que cada uno tiene para hacerles frente.
    Existen muchos problemas que se presentan y que afortunadamente algunos conocemos solo de oídas, pero que no por eso dejan de estar ahí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánto me alegro de que tu realidad no se parezca a la de la novela, Diego. Por eso es bueno que conozcas realidades diferentes: eso te hace ver el mundo con una perspectiva más amplia.

      Eliminar
  21. ainhoa fernandez trigal28 de noviembre de 2015, 16:12

    A mi él libro me pareció muy interesante,sobre todo la capacidad de un adulto para expresar como nos sentimos los adolescentes,me hizo pensar en varias cosas y todo lo que aparece en él libro son temas que en él día a día decidimos no darle importancia,por eso haber leído él libro ha sido un paso mas para que de una vez por todas abramos los ojos.Me pareció muy interesante la verdad.

    ResponderEliminar
  22. Lucía Colino Rodríguez28 de noviembre de 2015, 19:58

    El libro me ha llamado mucho la atención ya que me parece fascinante la idea de que el autor encaje tan bien la mente adolescente y, al mismo tiempo, con la adulta. Me sorprende también, el hecho de integrarse en el instituto y que al mismo tiempo que se lee, se pueda contrastar con la realidad. Una mente adolescente tiene muchos ideales diferentes y el autor ha sabido muy bien encajar estos. En cualquiera de los casos me parece que el autor quiere reflejar varios hechos sociales que se presenta en la vida real, ya en adolescentes, como en adultos. Me he reflejado en varias ocasiones con algún personaje y eso me ha facilitado más la lectura. El libro ayuda a entender una vida dentro de un profesor tanto como la máscara que el pone delante de los alumnos. La novela refleja muchos temas importantes en la actualidad. Escribe varias hipótesis de un final que en cierto modo, parece tener una conclusión. Es bastante desconcertante (para mi) que no saque ningún final concreto. Y me he planteado como podemos seguir viviendo en un mundo tan injusto y sin respeto.

    ResponderEliminar
  23. Nuria Simeoni Salgado28 de noviembre de 2015, 21:06

    Me sentí muy identificada con esta obra porque refleja a la perfección la cantidad de situaciones que vivimos los adolescentes en el instituto y como pueden afectar éstas en nuestra forma de ver el mundo y nuestra manera de ser. Me impresinó bastante que una persona adulta pudiera reflejar el punto de vista contrario al de su postura, aunque, por otro lado, él también vivió esa época de la vida.
    También me sorprendí a mí misma evadiéndome de la realidad con un libro basado en una situación real, del día a día. Además me ha ayudado a ver la cantidad de situaciones personales que tienen los profesores, porque a veces se nos olvida que ellos también tienen su vida al margen de la tarea educativa. Me han acompañado una serie de emociones durante el libro (intriga, angustia, emoción...) influidas por la cantidad de escenarios y situaciones que se afrontan a lo largo del libro, como el bulliyng, el racismo, la homofobia, la injusticia en general que me llevan a pensar que este tipo de problemas de la sociedad actual, en vez de intentar ser erradicados se convierten en algo habitual a lo que se le va restando impotancia.

    ResponderEliminar
  24. Una valoración muy bien estructurada y unas ideas perfectamente enlazadas. Buen trabajo, Nuria.

    ResponderEliminar
  25. La novela me hizo sentir momentos en los que tenia angustia , a la vez que intriga, momentos en los que sentía emoción a la vez que empatía. Pero sobre todo en esta novela sentí mucha empatía ya que Marcos pierde a toda su familia y esta novela me hizo reflexionar sobre en que en esta vida tenemos que aprovechar cada momento y vivirlo (carpe diem). También me sentí angustiado y triste ya que la perdida de su familia es muy doloroso y no nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos, pensando en que siempre van a estar con nosotros hasta que falta. Me sorprendió tanto la novela que hizo despertar en mi un sentimiento de malestar ante la vida cotidiana, por que como nunca se lo espera nadie, también nos puede pasar a todos (lo que me hizo fue estar alerta por situaciones como esta). Esta novela me hizo dar cuenta de que es muchos casos esta sucediendo casos como este y en vez de intentar ponerle fin, vamos convirtiéndolos en algo habitual, hasta el punto de ignorarlos.
    También me sorprendió mucho la actuación del periodista ante el caso de Marcos, ya que actuó de manera experta ya que el ( al igual que todos) ha sido un adolescente y ha se ha sentido como se sintió Marcos. También me afectó el empeño en lo sucedido de la jefa de estudios, conmocionada por el caso y intentando encontrar una respuesta verdadera a lo sucedido, ya que no creía ni comprendía que lo que había ocurrido, lo hubiera causado Marcos.
    La novela está haciendonos comprender que como este, hay muchos casos y peores en los que se demuestra que cada vez lo damos a entender por algo habitual, y no tiene que ser así.

    ResponderEliminar
  26. Si una novela te hace sentir tantas cosas diferentes es porque te ha tocado por dentro...

    ResponderEliminar
  27. La novela me ha hecho reflexionar sobre el hecho de que en nuestra sociedad desgraciadamente se producen casos de bulling (bien sean temas religiosos, orientación sexual o ideales ) y se pase por alto como si no tuviera importancia cuando son temas muy serios y también me hizo pensar lo mal que lo tuvo que pasar el protagonista de la novela, Marcos , (y otras muchas personas ) al no tener el apoyo fundamental de su familia

    Para mí este libro es un buen ejemplo de lo que pasa actualmente y yo me pregunto ¿ no deberíamos actuar ya inmediatamente ante estos casos en vez de ignorarlos?

    ResponderEliminar
  28. El libro de "La edad de la ira" me ha llamado mucho la atención porque es extraño encontrar un libro que se acerque tantísimo a la realidad en el sentido de que refleja a la perfección los pensamientos de los adolescentes y el funcionamiento dentro del instituto. Por otro lado, me pareció muy interesante que el libro estuviera orientado a la homosexualidad de un adolescente porque la mayoría de los escritores pasan ese tipo de temas por alto o incluso si los mencionan lo hacen de una forma denigrante lo cual no es justo.

    ResponderEliminar
  29. Este libro ha sido uno de los que mas me han gustado,y la verdad que me ha extrañado mucho que un libro de clase me guste tanto.
    Me pareció rarísimo que una persona adulta,sea capaz de describir un instituto,con todos sus problemas, como ni siquiera yo ,que paso seis horas cada día sentada en las aulas de uno, podría describir,como por ejemplo lo que sucedía entre Adrián y Ahmed,son cosas que por desgracia, pasan y desde mi punto de vista se debería hablar o escribir mas sobre el tema. Me ha sorprendido muchísimo.

    ResponderEliminar
  30. Me ha hecho pensar mucho no todo literal pero algo parecido me ha pasado a mi.
    La gente no hace nada hasta que pasa y luego se quedan pensando si lo podrían haber evitado pero cuando se dan cuenta ya es tarde.
    Esta novela ayuda a cambiar lo malo por algo mejor.

    ResponderEliminar
  31. Ylenia Rojo Chamorro26 de febrero de 2017, 20:19

    Este libro, ha sido el típico libro que yo no leería, pero tengo que admitir que poco a poco me ha ido enganchando. Me ha gustado la manera en la que se han implicado cada uno de los personajes para intentar ayudar a Marcos.
    El tema del bullying ( uno de los temas más importantes en este momento) donde te hace reflexionar que las personas pueden llegar a tener 1000 defectos, pero todos acabamos siendo iguales. Yo es la primera vez que leo un libro que trate de este tema, por lo tanto me ha sorprendido.
    El tema de homosexualidad también, ya que hoy en día siga habiendo gente que trate estos temas como si fueran un tabú, habría que tratarlo con total normalidad.
    Mi conclusión es que la adolescencia no es una etapa fácil, y esta novela nos debería ayudar a reflexionar sobre todos estos temas ya que son importantes en la sociedad en la que vivimos ( a mi personalmente si me ha ayudado a reflexionar). Muy buen libro.

    ResponderEliminar
  32. Iván Rojo Chamorro26 de febrero de 2017, 20:29

    La novela me ha gustado por los temas que trata, ya que en la actualidad son muy destacados. La intriga con la que he estado todo el libro me ha permitido crear mi propio final y a mi eso es lo que me gusta, usar la imaginación. También es verdad que en la adolescencia muchas veces no pensamos en lo que hacemos o decimos y este libro nos ayuda a reflexionar que la vida no es un juego y hay que ir sabiendo que sí y que no. Personalmente me parece un buen libro.

    ResponderEliminar
  33. Adriàn Martìnez Chamorro 4 C26 de febrero de 2017, 22:40

    Me pareció el libro, La edad de la ira ,muy interesante porque te hace ver la realidad de la vida ,el pensamiento de los adolescentes y las situaciones que tienen que afrontar los profesores.
    Es un libro con mucha intriga desde el principio hasta el final.Cuenta todo de una manera clara,donde el autor nos descubre la homosexualidad, nos cuenta la vida de un instituto como el nuestro y nos enseña lo bueno y lo malo que hay en él.

    ResponderEliminar

Si pretendes que las palabras que vivan en esta casa sean ofensivas, hirientes o simplemente soeces no te molestes en escribirlas: no caben en ella. ¡Ah! Y en esta humilde morada nos gusta la gente que escribe - y habla - bien. Cuídemos las palabras:son nuestra casa.